Malposiciones Palpebrales

¿Qué son las malposiciones palpebrales?

Las malposiciones palpebrales son posiciones anómalas que adoptan los párpados por diferentes motivos.

Estas disfunciones se producen con relativa frecuencia. Además de conferir un aspecto antiestético, pueden conllevar problemas visuales y oculares que podrían llegar a ser graves.

Las malposiciones más comunes son:

  • Retracción palpebral: posición anormalmente alta del párpado superior o anormalmente baja del párpado inferior.
  • Ptosis: caída del párpado superior.
  • Entropión: el párpado rota hacia adentro provocando el roce de las pestañas en la córnea.
  • Ectropión: rotación o vuelta hacia el exterior del párpado inferior.

¿Por qué se producen?

Suelen producirse por una relajación de los tejidos debida al envejecimiento, aunque también pueden aparecer como resultado de una parálisis del nervio facial (parálisis de Bell), traumatismos, cicatrices o cirugías. El envejecimiento es la principal causa de las malformaciones palpebrales.

¿Cómo se manifiestan?

  • La ptosis puede provocar disminución del campo visual.
  • El ectropión produce una mala distribución de la lágrima en la córnea, factor que puede provocar irritación, ardor, sensación arenosa, lagrimeo, y enrojecimiento del párpado y la conjuntiva.
  • El entropión puede conllevar sensación de cuerpo extraño en el ojo, lagrimeo, irritación de la córnea o incluso, formación de costras en el párpado y secreción mucosa.

¿Cuál es su tratamiento?

Las malposiciones se tratan con cirugía. Generalmente, ésta se orienta a recolocar o reconstruir anatómica y funcionalmente el párpado.

En ocasiones, la solución es la implantación de injertos de piel del propio paciente para cubrir la zona descubierta del ojo a causa de la falta de párpado por su caída o retracción.

En ciertos casos de malposición del párpado inferior, en el IMO se realiza una cirugía pionera llamada lifting mediofacial transconjuntival. Esta técnica evita incisiones visibles ya que se realiza a través de la conjuntiva y consiste en levantar el pómulo, con lo que el párpado inferior recupera su posición normal.

En la mayoría de los casos, las diferentes técnicas quirúrgicas existentes ofrecen una solución inmediata a la malposición palpebral y sus problemas asociados.

¿Cómo se pueden prevenir?

Las malposiciones no pueden prevenirse, pero sí tratarse precozmente, ya que pueden diagnosticarse mediante un examen ocular rutinario.

Estamos Ubicados

Cra 48 # 19a - 40 Clínica Clofán.
Torre Médica, Ciudad Del Río
Consultorios 1520-1521

Solicitar una Cita

Lorem Ipsum es simplemente el texto de relleno de las imprentas y archivos de texto.

Nuestra Línea de Atención

(574) 604 04 88
Siguenos
 
 

Mascinco Diseño Grafico y Web